martes, 11 de diciembre de 2007

Spike


Por Sonia M. Rosa-Vélez

Cuando lo vi por primera vez estaba sentada en mi coche. Lo miré y lucía oneroso. Parecía un planeta enemigo, espinoso, con una superficie irregular, rocosa, seca, desértica. Mi imaginación voló y me imaginé abandonada en aquel monstruoso lugar. En silencio lloré mientras leía el informe. El monstruo espinoso era un cáncer. El experto recomendaba una biopsia para confirmar las sospechas.

El celular sonó. Era mi esposo que me presentía, que sentía mi dolor. Llegó al estacionamiento donde estaba hacía mucho rato y se aparcó a mi lado. Secó mis lágrimas y miró a la criatura que estaba invadiendo mi cuerpo por primera vez. Le dije: -¿Vistes las espinas? -Parece un monstruo- Es gigantesco, voy a perder el seno. El me dijo: “Tengamos fe”

Nuestras dudas se confirmaron y decidi bautizar a mi tumor, a mi enemigo mortal con el nombre de Spike. Y el lema que me repetía como un canto gregoriano era: -¡Matemos a Spike! -¡Spike debe morir!-¡ Que muera Spike! Lo visualizaba devorado por un cardúmen de ballenas asesinas algunos días, otros días eran los tiburones caribeños más feroces atacando al maléfico Spike. Algunos días era un coro de ángeles fisiculturistas, super-fuertes que venían y con el poder de la música y un canto espectacular destrozaban a Spike en millones de pedazos.

Primero le dimos veneno al maldito Spike. La quimioterapia por poco nos mata a los dos. Cada vez que me sentaba a que me inyectaran el veneno le decía a Spike: “-Aquí tienes este veneno”.- No vas a ganar esta batalla. Cambié mi estilo de vida, mi dieta, balanceé mi vida y tomé todos aquellos remedios naturales que me han parecido razonables. Ya Spike no era el mismo, los remedios naturales (http://www.adaptogeno.com/prod_esp.asp) lo habían achicado de manera considerable.

La oración, que fue mi mejor y mas eficaz medicina, debilitó a Spike y me fortaleció a mi. Una paz única, me arropa día y noche. He aprendido del perdón y de cómo sana el alma de aquel que lo da y del que lo recibe. Me leí en la Biblia la biografía de gente mala, llena de defectos, imperfectos como: Sansón, David y Salomón a los que a pesar de sus defectos Dios los amó. Eran meros mortales igual que yo, recibiendo el regalo de la caridad, el perdón y el amor Divino. Acepté ese regalo divino.

El pasado 6 de diciembre de 2007, el doctor Roberto Cohen mató a Spike, como un caballero andante con bisturí en mano en vez de con espada.

Ahora hay que comenzar un proceso de radiación, para asegurase de que Spike no se haya multiplicado y dejado a sus hijos tratando de crecer en mi organismo.

Spike esta muerto ¡Gloria a Dios!

7 comentarios:

Roberto dijo...

Alabado sea D"s!
Que Spike nunca pueda resucitar!
Ánimo: si tuviste fuerza para llegar a este punto, con la ayuda de D"s vas a llegar nuevamente a tu plenitud.
Que con cancer grado 4 "uno se muere"? MENTIRAS !!!

Gina dijo...

Era el tiempo para Spike que se fuera, tu no. Tienes mucho mucho mas para ver y hacer. Spike ya no regresa!!

Que siguen tus multitudes de aliados protejiendote de Spike!!

Nilka dijo...

Chiquita linda:
¡Gracias por mostrarme tu blog!
Es realmente hermoso. En cuanto a Spike, qué bueno que se haya acabado.
Me parece que me salté los momentos más terribles de tu lucha. Es como cerrar los ojos en una película de terror para no ver la parte más horrible y volverlos a abrir cuando estamos seguros de que todo está bien.
Tu historia, tu victoria han llegado en el momento más oportuno.
Mi hermana comenzará quimioterapia en enero. No sabes lo que significa para mí tu testimonio. Lamento tanto dolor, tanto sufrimiento, pero me gozo contigo hoy.
Te admiro un montón. Te felicito.
Decir "gracias" es poco, pero te agradezco infinitamente por acercarte a través de este blog.
Un brindis por la vida, por tu vida.

ladoctora dijo...

Enhorabuena, mi querida amiga.

Contra una fe tan fuerte como esa, Spike no tuvo defensa.

Con mucho cariño y admiración para ti, Eliud y Alex.

Raquel dijo...

Que hermoso escribes no tengo la menor duda que spike murio y asi sus decendientes. Cuidate mucho y feliz navidad. TQM...YO

Sonia M. Rosa-Vélez dijo...

Mi querida Nilka:

Perdona la tardanza, pero acabo de salir de mi última hospitalización. Esta fue mi hopitalización número 6 o quizás siete en en 2007. Como ya sabes me diagnosticaron con cáncer del seno en abril y ya en mayo me informaron que era cáncer etapa 4 con metástasis a los pulmones. Imagínate, alguien como yo que ha vivido una vida libre de vicios: sin fumar, sin beber, sin probar drogas, este diagnóstico fue un shock muy grande de entrada. Luego entran las dudas sobre si las decisiones apresuradas que estás tomando son las mejores y más sabias. El primer verso de la Biblia que me leí luego de las noticias fue el Salmo 6 y se ha convertido en un credo de vida, y te lo prafraseo en mis propias palabras: "Muerta no te sirvo para nada Señor, no te puedo alabar desde mi tumba". Como decimos en buen criollo le he montado una cantaleta al Señor a diario, repitiéndole mi súplica. Las cosas se pusieron peor antes de mejorarse. Decidí hacer todo aquello que yo considerara prudente y bueno en mis circusntancias que no eran las mejores. Imáginate un médico me dijo que todo lo que ellos podían hacer por mi era darme "comfort"- comodidad. Yo le repliqué que yo no quería estar cómoda, que yo deseaba luchar, caminar por el fuego, hacer lo que tuviera que hacer para mejorarme. Me topé con gente buena y también con gente mala.Lisy Vega me acompañó y me orientó durante esa fase inicial del diagnóstico, como una hermana. Zaidy, dejó al nene y se vino un mes conmigo a ayudarme. Una persona me llamó para decirme que el pensaba que el yo tener cáncer era mi culpa por no ser vegetariana. Imagíante esa persona pasó juicio sobre mi vida y me halló CULPABLE.Pero dejando a un lado lo negativo mas fueron las personas buenas que vienieron a darme la mano.

Como te contaba, fui a Johns Hopkins a buscar una segunda opinión y luego con mucha oración decidí hacerme lo tradicional junto con lo natural. No te voy a decir que las quimioterapias son fáciles. Son difíciles pero ahora pre-medican a los pacientes para ayudarte a que la experiencia no sea una tragedia. En el caso de Lori ella va a necesitar mucha ayuda porque sus nenas son pequeñas. La quimioterapia es un proceso tedioso que puede tomar muchas horas ( de 3-6 horas), y los medicamentos que ayudan a controlar los efectos secuandarios todos dan sueño, así que no puedes guiar luego de la quimio, porque estás legalmente intoxicada. Y básicamente regresas a tú casa a la cama. Los primeros días son los mejores, luego del tercer día después de la quimio la cosa se pone más brava para algunas personas a las que las ataca el estómago. Hay personas bendecidas a las que no les pasa nada. Hay otras como yo a las que la quimio le suprime el sistema inmunológico y le dan infecciones. Mis hospitalizaciones han sido mayoritariamente para tratar infecciones.

De las cosas naturales te cuento que he tomado de todo con mucha fe. Me bebo los adaptógenos, bebo llantén, uña de gato, pawpaw,maitake Mushroom, colostrum, resveratrol, essiac y otras tantas cosas más como omega 3, vitamina C, etc incluyendo jugos naturales que mi amiga Cindy me hace con mucho amor y buena voluntad. Nada de estas cosas saben buenas y en algunos días llega a ser tedioso tomar tantos teces y tantas pastillas, pero como dicen en inglés " You have to do what you have to do"

Ahora en unas cuantas semanas comienza la radioterapia. He leído al respecto pero no lo he vivido en carne propia. Cuando sepa como es te cuento en detalle.

Lori, necesita saber a diario todo lo que nosotros la amamos. Ustedes son una familia muy sólida, muy especial y ustedes son el grupo de " special forces" con el que cuenta Lori. En esta batalla diaria, hay días sinceramente malos, días regulares y días buenos, pero nunca normal va a significar lo mismo que normal significaba antes del cáncer.

Mi familia ora por Lori a diario. Son tantas las personas que los aman tanto a ustedes. Ese círculo de amor y el poder la oración hacen una diferencia maravillosa.


Recibe un abrazo grande y sincero,

Chiqui

Sonia M. Rosa-Vélez dijo...

Muchas pero muchas gracias a mis amigos: Roberto, Ana, Raquel y Gina por dejarme saber de su solidaridad y sus oraciones por mi y mi familia.

De nuevo gracias mil,

Sonia