jueves, 20 de septiembre de 2007

Hagamos un trato

Por Mario Benedetti

Cuando sientas tu herida sangrar
cuando sientas tu voz sollozar
cuenta conmigo.
(de una canción de Carlos Puebla)

Compañera,
usted sabe
que puede contar conmigo,
no hasta dos ni hasta diez
sino contar conmigo.
Si algunas veces
advierte
que la miro a los ojos,
y una veta de amor
reconoce en los míos,
no alerte sus fusiles
ni piense que deliro;
a pesar de la veta,
o tal vez porque existe,
usted puede contar
conmigo.
Si otras veces
me encuentra
huraño sin motivo,
no piense que es flojera
igual puede contar conmigo.
Pero hagamos un trato:
yo quisiera contar con usted,
es tan lindo
saber que usted existe,
uno se siente vivo;
y cuando digo esto
quiero decir contar
aunque sea hasta dos,
aunque sea hasta cinco.
No ya para que acuda
presurosa en mi auxilio,
sino para saber
a ciencia cierta
que usted sabe que puede
contar conmigo.

3 comentarios:

Eva dijo...

Y yo se que esto es cierto... Contigo puedo contar mi amiga...

Conmigo tambien...


TQM

Mariam Ludim dijo...

Hola Chiqui:

Ya que estamos en ánimo de Benedetti -uno de mis preferidos- comparto con vos un extracto de La Tregua:

"Yo necesito un Dios con quien dialogar, un Dios en quien pueda buscar amparo, un Dios que me responda cuando lo interrogo, cuando lo ametrallo con mis dudas. No me importa ser un átomo del último piojo de su reino, pero me importa que Dios esté a mi alcance, me importa asirlo, no con mis manos, claro, ni siquiera con mi razonamiento. Me importa asirlo con mi corazón."

Lo maravilloso es que el Todopoderoso ya sabe de nuestra necesidad antes de manifestarla. Siempre está allí presente en el existir mismo.

Mariam Ludim

Sonia M. Rosa-Vélez dijo...

Mariam:

El hermoso veijo Benedetti es uno de mis favoritos. Sus poemas tienen una musicalidad y originalidad aunque muchas cosas el toca lo cotidiano.

Chi